En Tecnocolchón® tenemos una amplia experiencia en descanso y conocemos las diferentes posiciones para dormir gracias a lo que nos cuentan nuestros clientes.

Existen determinadas posturas para dormir, las cuales implican rasgos de personalidad de cada uno de nosotros.

Hay muchas cosas que hacemos sin darnos cuenta y que, si se observan detenidamente, reflejan nuestro comportamiento innato. Dormir no es únicamente una función vital, además es un estado en el que adoptamos unas posturas sin apenas ser conscientes de ello.

Algunas personas encuentran posiciones ligeramente cómodas o incómodas a la hora de dormir.

En este post queremos mencionar las posiciones más comunes para dormir, comprueba si la tuya está entre ellas 😉

Es muy importante saber que determinadas posturas o posiciones repetidas a diario en la cama, pueden provocar problemas de espalda o salud.

Boca abajo

Es una de la más comunes, dormir boca abajo, por ejemplo con los brazos abrazando la almohada. Las personas que adoptan esta postura al dormir suelen ser extrovertidas, sociables y con mucha empatía.

Además, si dormimos en esta postura se dice que favorece la digestión.

Boca arriba

Posición para dormir tumbados boca arriba manteniendo nuestra espalda recta. Si es la postura que adoptamos sobre el colchón, somos una persona tranquila, reservada y algo exigente.

Por otro lado, dormir boca arriba es la postura menos aconsejable para el descanso, ya que favorece el ronquido y dificulta una correcta circulación del aire.

Se recomienda que las personas con sobrepeso no duerman en esta posición.

Posición fetal

Es una de las posiciones más usadas a la hora de dormir. Se llama así ya que se simula a un feto en el vientre de su madre, es decir, tumbados de lado con las piernas pegadas hacia el pecho.

Quienes duermen así, se dice que son personas tímidas y sensibles, además que necesitan de protección.

La posición fetal para dormir implica que coloquemos nuestro cuerpo en una posición forzada, esto a largo plazo puede originar dolores de cuello y espalda.

Tronco

¿Por qué se llama así? porque se adopta una postura muy rígida. El cuerpo se coloca de costado (derecho o izquierdo) pero muy estirado y formando una línea recta.

Se dice que las personas que duermen de esta forma son sociables pero al mismo tiempo desconfiadas.

Es una postura muy recomendable para todas aquellas personas que sufren dolores de espalda, ya que se mantiene la columna recta.

Si la postura en que duermes no está entre las mencionadas anteriormente, te animamos a compartirla con nosotros 😉

Desde Tecnocolchón® aconsejamos dormir en diferentes posturas, ya que es bueno para nuestro descanso y salud. Si dormimos siempre de la misma manera, puede provocarnos dolores en determinadas zonas del cuerpo.